EL HOMBRE DEL FUTURO: cerebro pequeño, brazos largos y pocos dientes

Los expertos británicos prevén esos y otros cambios por el constante desarrollo de los alimentos y la medicina.

El hombre del próximo milenio será de mayor estatura, con ojos más grandes, dedos y brazos más largos pero con menos dientes, así como con el cerebro y los testículos más pequeños, afirman investigadores británicos citados por el diario The Sun.

El hombre del futuro medirá entre 1,83 y 2,13 centímetros como promedio gracias al avance de la medicina y a una alimentación mejor, predice el osteópata Garry Trainder.

El odontólogo Philip Stemmer vaticina que tendremos el intestino más corto. “Así absorberemos menos grasa y azúcar, lo que será una manera natural de evitar la obesidad”, según él.

También se reducirá nuestra cavidad bucal y el número de dientes, porque la comida blanda no requiere tanta masticación.

“Es probable que la nutrición del futuro sea a base de líquidos y pastillas, lo cual significa menos dientes y retracción de encías”, a juicio de Stemmer.

hombre-futuro

El ser humano ha cambiado su cuerpo, su rostro, su vello y lo seguirá haciendo.

Una boca más pequeña será “compensada” por ojos más grandes, pues “la comunicación se basará en expresiones faciales y movimientos de ojos”, opina Cary Cooper, investigador de la Universidad de Lancaster.

Si la fertilidad masculina sigue en declive, los varones tendrán testículos más pequeños.

Los brazos y los dedos serán en el futuro mucho más largos, así que será más fácil alcanzar un objeto. El uso de dispositivos electrónicos implica un alto grado de coordinación entre manos y ojos, por lo cual tendremos en el futuro mayor número de terminaciones nerviosas.

Chris Stringer, del Museo de Historia Natural, augura que tendremos el cerebro más pequeño porque los ordenadores memorizan y piensan por nosotros en muchas ocasiones.

“Las imágenes de ciencia ficción muestran a los hombre del futuro con un cerebro enorme pero tenerlo no necesariamente es lo mejor”, dijo.

Visto en: www.thesun.co.uk

 

Noticia publicada en ciencia. Bookmark the enlace permanente.

Comments are closed.